Administracion de fincas blog

Una forma distinta de administrar

El problema de la morosidad en las Comunidades

on 7 agosto, 2018

Morosidad en las Comunidades de VecinosEl problema de la morosidad que existe en las Comunidades de Propietarios es cada vez mayor. El impago de cuotas ordinarias y derramas, además de otros conceptos, se ve incrementado en los últimos tiempos con vecinos que probablemente nunca antes supusieron un problema de impago en la Comunidad.

Reclamar a un vecino las cantidades pendientes es una tarea complicada y pone a los Administradores de Fincas en una difícil situación frente a la Comunidad que administra. Aún así los administradores colegiados, disponen de todas las garantías y el control técnico del Colegio Profesional de Administradores de Fincas de la Comunidad donde resida.

Debido a que gran parte de los impagos son de pequeña cuantía, no resulta viable iniciar un procedimiento judicial de reclamación, por el tiempo y el coste que ello implica para la comunidad.

En muchos casos, tras varios intentos infructuosos de cobro por parte del Administrador que gestiona, no queda otra opción que o bien pague por voluntad propia o a que la deuda sea lo suficientemente importante como para reclamarla por vía judicial a través de un proceso monitorio.

¿Qué es un Procedimiento Monitorio?

Se trata de un procedimiento previsto para reclamar cantidades de cualquier importe siempre que la deuda pueda ser acreditada mediante documentos.

La finalidad de este procedimiento es la de favorecer medidas contra la morosidad en operaciones comerciales, resultando especialmente útil para los pequeños y medianos empresarios, así como para todos los profesionales, como los administradores de fincas,  que necesiten disponer de un mecanismo rápido y sencillo para el cobro de las deudas pendientes en las comunidades de propietarios que gestionan.

Los casos en los que procede plantear dicha petición son cuando se pueda acreditar la deuda mediante documentos, facturas, albaranes, documentos comerciales que se aporten, certificaciones de impago.

Un ejemplo de procedimiento monitorio podría ser el de un vecino que no paga sus cuotas ordinarias y derramas extraordinarias.

Intervención de abogado y procurador

Para la interposición de dicho procedimiento no es necesaria la intervención de abogado ni de procurador, independientemente de la cuantía que se reclame.

Si la parte a la que se le reclama la deuda se opone a la misma, y la cantidad que se reclama es superior a 900 euros, dicha oposición deberá ir firmada por abogado y procurador, siendo a partir de dicho instante necesarios sendos profesionales tanto para reclamante como para reclamado.

Ambos profesionales deben establecer una relación de cercanía y proximidad tanto con el reclamante como con el reclamado, generando un clima de confianza con su cliente.


2 Respuestas en “El problema de la morosidad en las Comunidades”

  1. Rebeca dice:

    Y lo único que ocurre encima es que aumentan dichos morosos en las comunidades de vecinos…

    • admin dice:

      Hola Rebeca.,

      Efectivamente, debida a la situación económica actual existen muchos problemas de morosidad por parte de los propietarios en la gran mayoría de comunidades.

      La solución es intentar darles facilidades para que por voluntad propia liquiden sus deudas o en caso extremo, acudir a la vía judicial.

      Para cualquier duda o aclaracion, estamos a tu disposición.

      Saludos.

      Yolanda García
      Area de Gestión
      Espais per conviure
      Telf. 602691517
      info@espaisperconviure.es
      http://www.espaisperconviure.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


7 + = 9